domingo, 31 de octubre de 2010

Top 10 Lugares Embrujados

Los 10 lugares más fantasmagóricos del mundo. Si en verdad existen los fantasmas y se manifiestan en todas las culturas y desde tiempos inmemoriales, hay ciertos lugares que han ganado fama por su población espectral y los extraños fenómenos que ahí se suceden. Ésta es la lista con los sitios espectrales de mayor alcurnia...


1. Rectoría de Borley, Essex, Gran Bretaña 

El caserón de 23 recámaras en el que vivían el reverendo Henry Bull, su esposa y catorce hijos, fue levantado en 1863 en la villa de Borley, en el condado de Essex. Aparentemente fue construido sobre las ruinas de un monasterio benedictino del siglo xiii. La leyenda cuenta que uno de los monjes huyó con una monja, pero fueron apresados junto con el chofer de la carroza en la que escapaban. El monje fue ahorcado, el chofer decapitado y la monja encapsulada viva en las paredes del monasterio. Esta última es la más vista a través de los siglos: se conoce como el Nun’s Walk (caminata de la monja) al patrón que sigue este espectro, el cual se dice que se repite cada 28 de julio –aunque la propiedad se quemó en 1939–. Se han contabilizado dos mil fenómenos sobrenaturales distintos que se han repetido durante décadas en lo que ha sido el caso más investigado de la historia.

No en balde la llaman “la casa más embrujada de Inglaterra”. La rectoría de Borley fue investigada por el famoso buscafantasmas Harry Price a principios del siglo XX, fotografiada por diarios y prestigiosas revistas de la talla de Life, ha acogido guías de turistas y hasta ha tenido que soportar a los miles de curiosos que se reúnen para ver un fantasma, el 28 de julio de 1988, la policía tuvo que retirar a un gentío que se amasó para presenciar el famoso Nun’s Walk....


2. Torre de Londres, Londres, Gran Bretaña...

Miles de personas murieron en esta prisión y centro de ejecución británico. Entre los espíritus más famosos están Ana Bolena, la segunda esposa de Enrique VIII y Jane Grey, quien fuera Reina de Inglaterra por nueve días. Durante siglos se han reportado innumerables fenómenos –el primer fantasma que se vio data de 1241–, que van de figuras que cargan cuerpos decapitados –casi todos los espectros vistos carecen de cabeza– a procesiones funerarias sobrenaturales...

Debido a la cantidad de gente que murió ahí, es descrito como uno de los sitios más terroríficos de Inglaterra. Sin embargo, ningún guía de turistas de la Torre de Londres menciona algo sobre los fantasmas: dice la tradición que, si así lo hicieran, traerían mala suerte sobre ellos...


3. Transilvania, Rumania...

Dos sitios son famosos en el área de Transilvania: el castillo Corvin y el castillo Bontida. El primero está embrujado por los espíritus de prisioneros turcos que fueron forzados a cavar con sus propias manos. También por una dama de blanco, aparentemente una noble asesinada por su esposo con una estaca de hierro que le clavó en la cabeza (la descubrió haciendo el amor con un sirviente)...

El país es famoso por el sanguinario príncipe Vlad Tepes, de quien deriva el mito del Conde Drácula, cuyo espíritu, según algunos rumanos, merodea todavía por la región...


4. Chingle Hall, Goosnargh, Gran Bretaña...

Construida en forma de cruz por Adam de Singleton en 1260, tiene pasadizos y cuartos secretos. Por su tendencia católica –ahí nació San John Wall–, fue un lugar prohibido durante la revolución anglicana. En esta casa hubo torturas y asesinatos. Hoy, se contabilizan 21 fantasmas en su interior, incluyendo monjes y una mujer de “apariencia terrible”...

Se han realizado muchas investigaciones que han arrojado grabaciones en audio, video y fotografías ampliamente respetadas en el mundillo de la parapsicología. Se pelea con la rectoría de Borley el título de “la casa más embrujada de Inglaterra”. Los Kirkham, dueños actuales de la propiedad, permiten visitas de abril a octubre, y hasta organizan estancias nocturnas (previa cita)...


5. Vale do Anhangabau, Brasil...

El nombre de la zona –que abarca parte de Sao Paulo– significa ‘Valle de los espíritus’. Dos fuertes poltergeists se han manifestado en este sitio: una, en un edificio gubernamental en 1999 –voces y pisadas fantasmales, llamadas telefónicas insistentes– y, en 1959, el famoso Poltergeist de Sao Paulo, en el que durante 48 horas una lluvia de piedras asoló a la familia que habitaba la Hacienda Ulhoa, así como una serie de fenómenos que se extendieron por 40 días. Los dos casos obtuvieron la atención del mundo, sobre todo el del poltergeist y la ‘lluvia de piedras’, en el que incluso se llegó a practicar un exorcismo avalado por la Iglesia católica....


6. Palacio de Hampton Court, Londres, Gran Bretaña...

60 acres de historia y fantasmas, fue construido en 1514 y en 1528 se mudó a sus habitaciones el rey Enrique VIII, famoso por su hábito de acusar a sus esposas de adulterio y mandar ejecutarlas. Las reinas Ana Bolena, Catherine Howard y Jane Seymour –todas ejecutadas– se pasean por los pasillos de Hampton Court, abierto al público desde 1838. Además, se dice que cada 40 años un niño se lanza, como hipnotizado, al lago que se ubica en el interior de la propiedad para ahogarse. Así sucedió en 1887 y 1927 –el niño que se arrojó en 1967 fue salvado antes de que pereciera–...

Es la residencia nobiliaria más embrujada de Inglaterra, miles de historias corren por las venas de este palacio, y testigos de alcurnia, como la Reina Isabel I y la princesa Federica de Hanover, aseguraron encontrarse con apariciones espectrales...


7. Castillo Falkenstein, Sajonia, Alemania...

La familia Von Asseburg compró este castillo a mediados del siglo xv y sigue siendo dueña de la propiedad. Durante siglos, un cuarto del castillo permaneció cerrado, al menos hasta 1839, fecha en la que fue abierto por trabajadores y clausurado casi inmediatamente –hallaron el esqueleto de una mujer–...

Pasaron cien años para que volviera a abrirse: soldados estadounidenses durante la ocupación de Alemania al final de la Segunda Guerra Mundial irrumpieron en él y se dice que encontraron un cuchillo de carnicero colgando de una cadena en el techo. La recámara en cuestión no sólo es popular porque al parecer tenía que permanecer cerrada para contener los espíritus que ahí se amasaban, sino porque el centro de la actividad paranormal se dice que es una cama... Actualmente es un museo...


8. Cementerios de Chicago, Estados Unidos

Hay más de 100 reportes de actividad paranormal en el cementerio Bachelor’s Grove en Chicago, Illinois: fantasmas de víctimas de los gánsters de la década de los veinte, mujeres, luces fantasmagóricas, hombres con dos cabezas y autos espectrales. Asimismo, los panteones de Evergreen, Graceland, Holy Sepulchre, Jewish Waldheim, Mount Carmel, Resurrection y White tienen sus propias historias. No es ningún secreto que un panteón sea un epicentro de actividad paranormal, pero la ciudad de Chicago es la meca de los cementerios embrujados: más espíritus chocarreros por lápida que cualquier otro sitio en el mundo....


9.Santiago de Compostela, España...

El lugar por el que caminó el apóstol Santiago –uno de los doce seguidores de Cristo– y un caballero famoso por matar moros, Santiago Matamoro, arrastra a cientos de miles en procesiones que se llevan a cabo hasta la fecha. El fantasma del primero nunca ha sido visto, pero el del segundo sí, cabalgando en un caballo blanco. También hay reportes de ‘almas’ acompañando a los fieles en la procesión...

Aparte de ser uno de los únicos tres lugares santos en el mundo para la religión católica –los otros dos son Jerusalén y Roma–, Santiago de Compostela es un centro energético para los adeptos a la New Age y uno de los lugares más reconocidos en el mundo por su ‘vibra’ espiritual...


10. Distrito Otemachi, Tokio, Japón...

Detrás de las oficinas de la Mitsui Trading Company está el mausoleo de Tairo No Masakado, un famoso samurai. Dicho mausoleo fue derribado en 1923 para construir el edificio del Ministerio de Finanzas, el cual sufrió una gran cantidad de percances (accidentes y actividad poltergeist) y la rara coincidencia de que los catorce ministros de finanzas que apoyaron la decisión murieron durante la construcción bajo circunstancias misteriosas. Finalmente, el edificio se incendió, y durante la ocupación estadounidense se construyó un estacionamiento. Después de incidentes similares, se removió y se reconstruyó el mausoleo original. Por qué es famoso, Japón es un país lleno de fantasmas, y el distrito financiero es el más poblado por éstos. Bancos y corporaciones donan dinero a la manutención del sitio memorial de Tairo no Masakado, se organizan actos solemnes con oraciones los días primero y quince de cada mes. En general, medios de comunicación, políticos y empresarios se refieren al lugar y a Tairo con respeto...

viernes, 29 de octubre de 2010

Humanoides con Alas

Una y otra vez, testigos fiables han visto aterradores humanoides alados, tanto en tierra como en pleno vuelo. Estas visiones misteriosas resultan sumamente intrigantes...

Las historias de aves enormes que han arrebatado niños son aterradoramente verosímiles, pero las visiones de criaturas semejantes a pterodáctilos exigen ya a la credibilidad un esfuerzo mucho mayor. Los casos que vamos a describir serían descartados por una gran mayoría como totalmente increíbles, ya que se trata de historias fantásticas de seres de aspecto humano provistos de alas. No obstante, han sido narrados por personas corrientes, sinceras.

El 18 de setiembre de 1877, en los Estados Unidos, fue visto un ser humano alado sobre Brooklyn, Nueva York. No se dispone más que de unos pocos detalles, pero una figura similar fue observada en setiembre de 1880, no muy lejos, exactamente en Coney Island.

Las visiones de humanoides alados parecen estar más ampliamente distribuidas alrededor del globo que las de aves gigantescas y supuestos pterodáctilos. El siguiente informe nos llega desde Vladivostok, en el extremo mas oriental de la URSS. El 11 de julio de 1908,

Un hombre que caminaba por las montañas Sijoté-Alin vio lo que parecía ser una huella de pie humano en el camino. Su perro empezó a actuar de forma extraña, y oyó cómo algo rebullía entre las matas. Al cabo de varios minutos, el caminante, V. K. Arseniev, arrojó una piedra hacia la criatura invisible, e inmediatamente oyó el ruido de un batir de alas y vio que algo "grande y oscuro" volaba hacia el río. Por desgracia, no pudo obtener más detalles a causa de la niebla. Más tarde, cuando Arseniev explicó a sus vecinos lo que había ocurrido, éstos identificaron la criatura como "un hombre que podía volar por el aire", caso bien conocido entre los cazadores de la región.

Un matrimonio brasileño, los Real, tuvieron una visión más clara de estos seres alados. A principios de la década de 1950, caminaban una noche por un bosque cercano al mar, en la localidad de Pelotas, situada en el estado de Río Grande do Sul, cuando advirtieron la presencia de "dos aves" gigantescas en los árboles. Al acercarse más, las "aves" bajaron al suelo, y la sorprendida pareja comprobó que las criaturas medían 1,8 m de altura aproximadamente, y que tenían una apariencia humana. Estaban agazapadas en el suelo como si observaran a los caminantes.

Desde Houston (Texas, Estados Unidos) nos llega un extraño informe que describe una visión todavía más clara. La noche del 18 de junio de 1953 fue calurosa, y tres vecinos se sentaron en el porche delantero de una casa de apartamentos, al anochecer. La señora Hilda Walker explicó más tarde: Estábamos charlando, cuando levanté la vista y a unos 7 u 8 metros de distancia vi una sombra enorme sobre el césped. Pensé al principio que se trataba del reflejo ampliado de una gran polilla  iluminada por un farol cercano. Entonces la sombra pareció dar un salto hacia arriba en dirección a un árbol... pude verle claramente y advertir que tenía unas grandes alas dobladas junto a los hombros. A su alrededor había una luz tenue y grisácea.

La sombra fue vista también por Howard Phillips y Judy Meyers, quienes la describieron como una "figura de hombre con alas semejantes a las de un murciélago. Llevaba una ropa muy ceñida, de color gris o negro. Estuvo allí de pie unos 30 segundos, balanceándose en la rama del viejo árbol. De pronto, la luz empezó a desvanecerse poco a poco". Estuvieron de acuerdo también en que media unos 2 metros de altura y llevaba una capa negra, pantalones muy ajustados y botas de media caña.

Al desvanecerse la luz, pareció como si la figura también desapareciera con un fuerte ruido siseante. ¿Primera visión de un hombre-polilla?

Mothman

No tan visible, pero con una forma humana bien definida, fue la figura que se plantó en medio de una carretera, frente a una mujer que acompañaba a su padre en West Virginia (Estados Unidos) en 1960 o 1961. Al acercarse, la mujer redujo la marcha de su coche. Los dos atemorizados testigos pudieron ver que la figura era mucho mayor que la de un hombre. La conductora del coche explicó lo que sucedió a continuación: A su espalda se desplegaron unas alas que prácticamente llenaron toda la carretera. Casi parecía un pequeño avión. Entonces despegó rápidamente... desapareciendo de nuestra vista en pocos segundos. Los dos nos quedamos aterrorizados. Pisé el acelerador y me apresuré a alejarme de allí. Hablamos de lo sucedido y decidimos no contarle nada a nadie. ¿Quién iba a creernos?

 El hombre-polilla o mothman carecía de brazos y cabeza, tenía unos ojos luminosos y rojos y unas alas enormes, y era mayor que un hombre.

Es verdad, ¿quién? Aunque ella no lo supiera, esta mujer fue probablemente la primera persona que vio a un ser alado al que más tarde se apodó el "hombre-polilla" (Mothman), y que a finales de 1966 realizó frecuentes apariciones en una zona de West Virginia llamada Point Pleasant. Los primeros que vieron al ser fueron dos matrimonios jóvenes, los señores Scarberry y Mallette. El 15 de noviembre, ya entrada la noche, atravesaban en automóvil la "zona TNT", donde había una fábrica de explosivos utilizada en tiempo de guerra y ya abandonada. Al pasar ante una antigua central eléctrica, observaron en la oscuridad dos círculos de un color rojo brillante, que parecían ojos. Al moverse los círculos, las dos parejas pudieron ver una figura de forma humana, de una altura entre 1,8 y 2 metros, de color grisáceo y con grandes alas. Se desplazaba caminando sobre dos piernas.

Roger Scarberry, que iba al volante, describió un brusco viraje con el coche para alejarse de allí, cosa que hicieron a considerable velocidad. Sin embargo, pudieron ver a la criatura, o a otro ser similar, de pie junto a la carretera; al pasar ellos, la criatura desplegó sus alas de murciélago e inició su persecución. Aunque aceleraron hasta alcanzar los 160 km/h, el "ave" se mantuvo a su altura... sin batir las alas. La señora Mallette lo oyó chillar "como un gran ratón". Cuando explicaron su experiencia en la oficina del sheriff, éste pudo comprobar que estaban aterrorizados y les acompañó hasta la zona TNT, pero no vieron ningún hecho extraño.

Esta historia fue objeto de publicidad, y Point Pleasant se convirtió inmediatamente en foco de atención para los cazadores de monstruos. Hombres armados registraron la zona TNT, pero no encontraron a su presa. Sin embargo, el hombre-polilla seguía merodeando por allí, ya que el 16 de noviembre, al atardecer, se apareció a la señora Marcella Bennett, que se disponía a visitar a unos amigos que vivían en la zona. Estaba sentada en su coche estacionado cuando advirtió la presencia de una figura en la semioscuridad. "Le pareció como si hubiese estado tendido en el suelo. Se levantó lentamente. Era una cosa enorme y gris. Mayor que un hombre. Con unos terribles ojos resplandecientes y rojos." Al igual que las dos parejas la noche anterior, la señora Bennett se sintió hipnotizada por los rojos ojos del hombre-polilla. Mientras ella lo miraba, un amigo la cogió, junto con su hija de corta edad, y las arrastró hacia su casa.

Durante los días siguientes, numerosas personas vieron al hombre-polilla.., o creyeron haberlo visto. Nunca sabremos cuántas de estas visiones fueron causadas por el "contagio" de las historias publicadas por la prensa. El escritor John Keel se trasladó a la zona de Point Pleasant para investigar por su cuenta y, entre las diversas informaciones que reunió, estableció que el hombre-polilla medía entre 1,5 y 2 metros de altura, que era de color gris o pardo, y con forma humana pero sin brazos ni cabeza. Tenía unos ojos rojos, brillantes y luminosos, allí donde se encuentran los hombros de una persona normal. Las alas se plegaban hacia atrás, y su envergadura era de unos 3 metros. La mayoría de estas visiones tuvieron lugar en noviembre y diciembre de 1966, y seguidamente el hombre-polilla desapareció.

El hombre-búho de Cornualles

A veces, como en esta información, las visiones han sido individuales, es decir, el misterioso ser alado ha desaparecido después como si jamás hubiera existido. Y otras veces, como ocurrió en West Virginia en 1966, se han producido visiones repetidas en una zona reducida, pero sin dejar ninguna pista real acerca de la naturaleza de la aparición. Tal vez la serie más extraña de informes sobre "cosas aladas" es la referente al "hombre-búho", visto en Cornualles (Inglaterra) en 1976 y 1978 alrededor de Mawnan.

 Las visiones del Hombre Búho tuvieron lugar cerca de la iglesia de Mawnan.

Fue visto por primera vez el 17 de abril de 1976, planeando sobre la torre de la iglesia, por June Melling (de 12 años) y su hermana Vicky (9 años). June describió y dibujó un hombre pájaro provisto de plumas. Pasaron casi tres meses antes de la segunda visión, que tuvo lugar el 3 de julio. De nuevo los testigos fueron niños: Sally Chapman y Barbara Perry, ambas de 14 años. Habían acampado en el bosque y alrededor de las 10 de la noche se dieron cuenta de que no estaban solas. Oyeron un extraño siseo y después vieron una figura cerca de ellas, entre los pinos. Sally la describió: Era como un gran búho con orejas puntiagudas, tan grande como un hombre. Los ojos eran rojos y brillantes. Al principio creí que alguien se había disfrazado para gastarnos una broma, con la intención de asustarnos. Me eché a reír, y mi amiga también, pero después se elevó en el aire y las dos chillamos. Cuando despegó, pudimos ver que sus pies eran como pinzas.

Barbara añadió: "es verdad. Era horrible, con una fea cara como la de un búho, con orejas muy grandes y ojos también muy grandes y rojos. Iba cubierto de plumas grises. Las garras eran negras. Se elevó repentinamente y desapareció entre las copas de los árboles."

Al día siguiente, 4 de julio, otra jovencita, Jane Greenwood, junto con su hermana, vio al hombre-búho. Jane describió lo que había visto en una carta dirigida al periódico local: Fue el domingo por la mañana, entre los árboles cerca de Mawnan Church, sobre la playa rocosa. Estaba de pie entre los árboles, como un hombre adulto, pero con las patas dobladas hacia atrás como las de un ave. Nos vio y rápidamente saltó y se elevó entre los árboles.

Mi hermana y yo lo vimos claramente antes de que se elevase. Tiene unos ojos oblicuos y rojos, y una boca muy grande. Las plumas son de un gris plateado, así como su cuerpo y sus patas. Sus pies son como grandes pinzas negras de cangrejo.

En aquel momento nos asustamos mucho. Era todo muy extraño, como en una película de terror. Después de alzarse la cosa, durante largo tiempo hubo ruidos y crujidos en el árbol.

Más tarde, aquel mismo día, hablamos con varias personas en el campamento, quienes dijeron que habían visto el sábado el Monstruo de Morgawr, cuando nadaban provistas de escafandras y tubos de respiración en el río, más abajo de donde nosotras vimos al hombre pájaro. Lo vieron desde debajo del agua y dijeron que era enorme y que tenía forma de lagarto.


Sally Chapman y Barbara Perry Tuvieron un encuentro con la criatura en un bosque de los alrededores.

Al hablar del "Monstruo de Morgawr", se refiere a un monstruo marino al que también se vio regularmente en Falmouth Bay a lo largo de 1976. También fueron vistos en esta zona varios OVNIS, y en 1976 Falmouth Bay era el mejor lugar al que uno podía acudir en busca de experiencias extrañas.

Después de julio de 1976, parece ser que el hombre-búho no reapareció hasta junio de 1978. A principios de este mes, una joven de 16 años vio "un monstruo, como un diablo, volando a través de los árboles cerca de la vieja iglesia de Mawnan". El 2 de agosto, tres niñas francesas lo vieron también cerca de la iglesia. Las asustó algo "muy grande, como un gran pájaro peludo". Era blanco, con una "boca enorme y grandes ojos rojos".

¿Por qué ocurren a la vez tan extraños acontecimientos en ciertos puntos del globo? Si alguna forma de energía, conocida o desconocida, se halla en la génesis de estos extraños sucesos, parecería como si tendiera a concentrarse en zonas limitadas y en momentos específicos. El resultado es un rebrote en las visiones de monstruos y OVNIS, y un incremento en sucesos extraños de toda índole.

Indudablemente, alguien volverá a ver extrañas criaturas aladas, pero, tal como ocurre con los OVNIS y con los hombres-bestia, parece improbable que consigamos pistas físicas e indiscutibles, como tampoco, probablemente, podremos contar con ningún cadáver que estudiar. Estos fenómenos parecen querer evitar todos nuestros esfuerzos investigadores.

jueves, 28 de octubre de 2010

El Pentagrama o Pentáculo

El pentagrama es un símbolo ancestral del cual nadie sabe con exactitud su origen. Se tienen referencias de la utilización de este ya en la antigua Mesopotamia, y este va apareciendo a lo largo de la historia hasta la actualidad. El pentagrama tiene diferentes vertientes, no solo la mágica y espiritual, también es una figura geométrica relacionada con la matemática i el cálculo, que alberga en su composición múltiples significados numéricos. En todas las culturas por las que ha pasado el pentáculo casi siempre ha dejado aún así un rastro mágico, ya que siempre lo encontramos asociado con el vínculo entre el hombre i la naturaleza o elementos básicos. Este es un símbolo místico que transgrede los límites gráficos para convertirse en una representación humana de aquellos lazos entre los elementos que se escapan a la retención humana.

Es uno de los símbolos más antiguos de la tierra ya se usaba 4000 años A.C. Los símbolos significan cosas distintas en sitios distintos. Fundamentalmente el pentáculo es un símbolo religioso pagano. En la actualidad, el término "pagano" estaba empezando a ser sinónimo de cultos satánicos. CRASO ERROR. La raíz de la palabra, en realidad, estab en el término latino paganos, que significaba "habitante de campo".

Los paganos eran por tanto literalmente campesinos sin adoctrinar apegados a los antiguos cultos rurales a la naturaleza. De hecho, la desconfianza de la Iglesia para con los que vivían en las "villas", habitantes de las villas, había pasado a ser sinónimo de malvado.

EL PENTACULOes un símbolo precristiano relacionado con el culto a la naturaleza. Los antiguos dividían el mundo en 2 mitades: la masculina y la femenina. Sus dioses y diosas actuaban para mantener un equilibrio de poder. El yin & el yan. Cuando lo masculino y lo femenino estaban equilibrados, había armonía en el mundo. Cuando no, reinaba el caos.

El Pentáculo representa la divinidad femenina de todas las cosas, un concepto religioso de los historiadores de la religión denominan "divinidad femenina" o "venus divina".

En su interpretación más estricta, el pentáculo representa a Venus, la diosa del amor sexual femenino y de la belleza. Las religiones de los primeros tiempos de la historia se basaban en el órden divino de la naturaleza. La diosa Venus y el planeta Venus eran lo mismo. La diosa ocupaba un lugar en la bóveda celeste nocturna y se la conocía por multitud de nombres - Venus, la Estrella de Oriente, Ashtar, Astarte -, todos aquellos conceptos del gran poder femenino y sus vínculos con la naturaleza y la Madre Teresa.

La propiedad más sorprendente del PENTACULO: el orígen gráfico de su vínculo con Venus, este planeta tranzaba un pentáculo perfecto en la Eclíptica cada 8 años. Tan impresionados quedaron los antiguos al descubrir ese fenómeno, que Venus y su Pentáculo se convirtieron en símbolos de perfección, de belleza y de las propiedades cíclicas del amor sexual. Como tributo a la magia de Venus, los griegos tomaron como medida su ciclo de cuatro años para organizar sus Olimpíadas. En la actualidad son pocos los que saben que el hecho de organizar los Juegos Olímpicos cada cuatro años sigue debiéndose a los medios ciclos de Venus. Y menos aún los que conocen que el pentáculo estuvo a punto de convertirse en el emblema oficial olímpico pero se modificó a último momento, las 5 puntas pasaron a ser los 5 aros formando intersecciones para reflejar mejor el espíritu de unión y armonía del evento. Gracias a Hollywood, la estrella de 5 puntas se habia convertido casi en un tópico en las películas sobre asesinos en serie satánicos y casi siempre colgaba en el apartamento de algún satanista junto con la demás parafernalia supuestamente demoníaca.

A pesar de lo que se vé en las películas, la interpretación demoniaca del pentáculo no es rigurosa desde el punto de vista histórico. El significado femenino original si lo es, pero el simbolismo de esta figura se ha distorcionado con los milenios. La Iglesia, los símbolos son muy resistentes, pero la primera Iglesia Católica romana alteró el significado del pentáculo. Como parte de la campaña del vaticano para erradicar las religiones paganas y convertir a las masas al cristianismo, la iglesia inició una campaña demigratoria contra los dioses y diosas paganos, identificando los símbolos divinos con el mal. Se trata de algo común en tiempos de incerteza. El nuevo poder emergente se apropia de los símbolos existentes y los degrada con el tiempo, en un intento de borrar su significado. En la batalla entre los símbolos paganos y cristianos, perdieron los primeros; el tridente de Poseidón, se convirtió en un símbolo del demonio. El ejército de los Estados Unidos también lo permitió, en la actualidad es el símbolo bélico más destacado.

Pentagrama Invertido

En un pentagrama invertido se puede insertar la figura de la cabeza del macho cabrío: Las dos puntas superiores son los cuernos, las puntas laterales son las orejas y la punta inferior es la barba. El Macho Cabrío, así como los animales cornudos en general, han sido desde la antiguedad un símbolo de fecundidad, sexualidad y vida. Fueron entonces los cristianos quienes comenzaron a identificar al animal cornudo con el mal (señalando a las sectas herejes con el nombre "chaitán", que significa lo que hoy conocemos como "Satán"), lo cual no es más que una imagen falsa y propia de una religión que niega la vida y el placer, y que en su lugar glorifica la muerte y el sufrimiento (Quizás en otro capítulo veremos por qué).  A manera de resumen, se puede decir que el pentagrama invertido no es un símbolo del mal, sino más bien un símbolo ateo (materialista). Aunque para las religiones "normales", por supuesto, el simple hecho de ser ateo ya es el peor de los males.

martes, 26 de octubre de 2010

Levitación y Telekinesis: reto al sentido común

Se ha hablado tanto de fervor místico de ciertos santos que levitaban ante la mirada perpleja de los testigos, que sería bueno saber si hubo algo de cierto en aquellos milagros, ya que se trata de fenómenos sucedidos en el pasado. Puesto que levantarse del suelo y vencer la fuerza de la gravedad sin ayuda de un soporte material va en contra de las leyes de la naturaleza, los científicos no han vacilado en afirmar que, en los casos de levitación de los que tanto se ha hablado, existía únicamente un acentuado sentimiento religioso que hacía sentirse a los santos como si volarán, siendo realidad que jamás abandonaron sus rodillas el suelo donde rezaban hincados.

Levitación y telekinesis van de la mano

Grabado inglés del año 1681, mostrando un caso de levitación sucedido entre gente no religiosa, de manera espontánea. Esta clase de fenómenos paranormales procuraba ser silen-ciada, porque se le asociaba con Satanás y la brujería. Mostrar discresión y no contar nada a nadie era la mejor manera de no ser enviado de inmediato a la hoguera. La telekinesis, también llamada psicocinesis, es un fenómeno paranormal que algunos aceptan sin hacer preguntas y otros rechazan por muchas explicaciones que se les den. El cine, lo mismo que docenas de novelas, se han ocupado de mostrar el lanzamiento de objetos pesados por parte de adolescentes víctimas de una intensa emoción, sin que los toquen físicamente.

Es lo que sucede en lo fenómeno conocido como poltergeist, que algunos timoratos han querido asociar con la intervención maléfica del demonio y han insistido en identificar con un exorcismo.

En 1515, se dice que el padre Francisco Álvarez escribió un curioso informe sobre algo que había visto en Etiopía cuando era secretario de la embajada de Portugal en ese país. En un monasterio situado en las montañas de Bidjian, copto por más señas, halló una capilla santa, en cuyo centro flotaba una vara dorada, larga de cuatro pies. Aquella vara era milagrosa: se encontraba allí desde hacía varios siglos, sin caer, sin moverse. Los peregrinos acudían a rendir adoración al objeto. El padre Alvarez, un varón tan serio como virtuoso, incapaz de mentir, afirmó a su regreso a Lisboa que no vio ningún truco para mantener en el aire el objeto.

Dos siglos más tarde visitó el monasterio el cirujano francés Charles-Jacques Poncet, que había tenido noticias de la vara milagrosa a su paso por El Cairo. Se desplazó a Etiopía para admirar la maravilla. Solicitó la autorización, al abad del monasterio, para investigar el milagro en busca de un engaño. Pasó una mano por debajo de la vara y luego por encima y por los lados. Pudo jurar que no estaba atada con hilos delgados a ningún sitio, ni sostenida de otra manera. Simplemente flotaba en el aire.

La vara seguía en el mismo sitio en 1763, cuando visitó el monasterio el explorador francés Guillaume Lejean. Después de él, nadie más volvió a verla. Desapareció por completo. ¿Deseaba el Abad que la capilla no se convirtiera en punto de atracción de visitantes curiosos y se llevó la vara, dando saltos, hasta un lugar secreto?

Estudios de telekinesis en la URSS

A partir de la última guerra comenzó a estudiarse en la URSS este fenómeno, gracias en parte a los actos realizados por una joven llamada Nelia Mijailova que había recibido en el frente un casco de metralla. Una vez recuperada, se dio cuenta de que podía mover los objetos sin tocarlos, siempre que no fueran muy pesados. Informo de sus facultades a los científicos. Un biólogo de la universidad de Moscú, Eduardo Naumov, fue el primero en estudiar el caso de Nelia, y a él siguió Genady Sergeyev, del instituto Utomski de Leningrado, quien realizó algunas pruebas con un electroencefalógrafo. Vio que cuando realizaba aquellos actos de telekinesis se creaba un poderoso campo magnético en torno al cuerpo de la joven, así como comprobó que el ritmo cardíaco subía de manera sorprendente.

Por más importante que Nelia sería Nina Kulagina, cuyos extraordinarios dones fueron descubiertos en la década de los 60. Su esposo se había dado cuenta de que los objetos pequeños se movían al pasar ella por su lado. En el país había nacido gran interés por investigar los fenómenos paranormales, a partir de Nelia Mijailova y, sobre todo, de Rosa Kuleshova y la visión paraóptica. El 1967 se filmó a Nina Kulagina en acción y se dio a conocer la película en todo el mundo. Pero no se aceptó como prueba. En el cine abundan los trucos.

La película mostraba un cigarro moverse sobre una mesa, abrirse una caja de fósforo y esparcirse éstos, agitarse por sí sola la aguja de una brújula. Por otra parte, la mujer poseía dotes telepáticas y podía provocar quemaduras a las personas y quemar un papel sin tocarlo. Viajaron a Leningrado los científicos para ver a Nina en acción. Pero incluso así, se negaron a aceptar el fenómeno.

Tocó el turno de ser estudiado a Boris Ermolaev, con quien la universidad de Moscú realizó curiosas experiencias a partir de 1973. Concentraba su atención en un objeto, hacía que se elevara y lo mantenía inmóvil en el aire. Sujetaba una pelota de ping-pong con las dos palmas, separaba las manos y la pelota seguía fija donde la había tenido. Los científicos dijeron de Boris que era capaz de crear un campo gravitacional, pero sólo eso.

Estos actos han sido realizados también por algunos médiums del siglo pasado, entre ellos Eusapia Palladino y el escocés D. D. Home A este último le resultaba muy sencillo elevar una mesa o sentarse en una báscula y perder peso. O mantener objetos en el aire, sin tocarlos.

Ahora bien, si se acepta la posibilidad de que una persona dotada pueda mover cualquier objeto no demasiado pesado, por la sola acción inmaterial del pensamiento, ¿por qué no aceptar que pueda suceder lo mismo con un cuerpo humano ejerciendo sobre sí mismo esa fuerza inexplicable? En ocasiones, un acto de levitación era en realidad un símbolo: el de un elevado acto moral. Así debió suceder en el caso relatado en la obra china Shen Hsein Chuan, escrita en el siglo IV d.C. Narraba lo sucedido al imprudente. Liu An, que echó a volar después de tomar cierto líquido milagroso. Habiendo dejado abierto el frasco, varios animales que lamieron el líquido derramado echaron a volar. ¿Acaso se refería lo sucedido al saber, que puede elevar a los seres por encima de ellos mismos?

Tal vez pudo ser sólo una imagen poética y filosófica, como lo fue también la escena representada en un cuento budista Jataka: un hombre introducía en su boca una piedra mágica que le concedía al instante la facultad de volar. Y el filósofo neoplatónico Jámblico, quien vivió en el siglo IV d. C., como el imprudente Liu An, gozaba de merecida fama entre sus contemporáneos por la facilidad que tenía para elevarse hasta media vara por encima del suelo, cuando le venía en gana. ¿Se trataba también de un acto simbólico, relacionado con el poder que concede a los hombres el conocimiento?

Los doscientos santos que volaron

Curiosamente, casi todos los casos de santos que levitaron se produjeron entre los siglos XVI y XVIII. En el siglo XVII le tocó a José de Cupertino protagonizar unas levitaciones que lo tenían contra el techo durante unos minutos o bien unos vuelos que le obligaban a asirse a los muebles para intentar evitarlos. Este grabado francés de San José de Cupertino pertenece al siglo XIX.Se ha logrado reunir más de 200 ejemplares de santos que levitaron en algún momento en su vida, y casi todos sucedieron en los siglos XVI al XVIII. A partir de entonces, disminuyeron en números estos actos, de manera apreciable, como si los santos de antes fueran más y mejores que los de ahora. Se conoce un caso muy curioso sucedido en la Nueva España del siglo XVIII; el venerable Antonio Margil, un franciscano, en cierta ocasión, ante los ojos maravillados del padre Jerónimo García, se puso a dar vueltas como un planeador, los brazos en cruz, en el techo del convento.

Merece la pena recordar la historia de José de Cupertino, también otro clásico de levitación que vivió en el siglo XVII en Asís, patria de San Francisco. Al principio se molestó al darse cuenta de que podía volar y tenía que aferrarse a los muebles, pero se fue acostumbrando, y finalmente ayudaba con sus dones a quienes necesitaba llevar un objeto a lo alto de su convento.

Una vez fue observado por el embajador de España. El santo se había arrodillado para rezar y, al dirigir la mirada a la Virgen, y ante el asombro del diplomático, se elevó hasta pegarse al techo. Allá arriba se mantuvo durante unos minutos y fue a descender después, lentamente, como un papel que se deja caer.

Cuando Santa María Magdalena de Pazzi caía en trance místico, sentía elevarse y si alguien le hablaba entonces contestaba ella gritando que no la importunaran. Sin embargo, no se había movido de su sitio. Seguía de rodillas junto a las otras monjas. No obstante, el 3 de mayo de 1592 entró corriendo a la Iglesia y se elevó hasta una cornisa situada a ocho metros del suelo. Tomo en sus manos el crucifijo que colgaba del cuello y lo besó. Después, secó el abundante sudor del cuello con el velo.

En el mismo siglo vivió en Italia San Felipe de Neri, que a pesar de su avanzada edad, su delgadez y su frugalidad sentía tal calor, incluso en invierno, que debía abrir una ventana. El cardenal Crescenzi le tomaba la mano y tenía que retirarla de inmediato. Sentía además un gran calor en la garganta, que siempre coincidía con sus actos de levitación. También santa Catalina de Génova, hija de Jaime Fieschi, virrey de Nápoles y contemporánea de Maquiavelo, sufría fuertes ardores en el momento de sumirse en el trance místico y levitar (o creía que levitaba). Sentía tal calor que su piel no podía resistir ningún contacto, ni aún el de su propia ropa. Este y otros síntomas correspondían a un estado agudo de hipertiroidismo, o funcionamiento exagerado de la glándula tiroides.

En 1699 murió la venerable Serafina de Dios, religiosa en el convento de carmelitas de Capri. Cuando se arrodillaba para rezar irradiaba de su rostro una luz y brillaban sus ojos. Si alguien la tocaba se quemaba, incluso en invierno. La religiosa decía que a veces la consumía un fuego interior y que le hervía la sangre. También esta mujer santa levitó en alguna ocasión. Lo más asombroso de esta Serafina fue que murió exhausta, de tantos calores, y 24 horas después de su muerte conservaba el cuerpo tal calor que quien pusiese una mano sobre su corazón tenía que retirarla enseguida.

Más adelante se verá que este fenómeno aparecía a veces acompañado de un halo. Ahora sé vera el caso de a más famosa de las santas que levitaron. Se trata de santa Teresa de Ávila. En años pasados, quienes vieron una excelente serie de Televisión Española sobre la vida de esta santa se quedaron con las ganas de verla elevarse del suelo, ¿Es que no realizó las proezas de las que tanto se habló en el pasado?

Se dice que Teresa de Jesús había sabido mantener su habilidad en secreto, con la complicidad de algunas religiosas del convento. Estas se aterrorizaban al ser testigos de algo que iban más allá de su capacidad de comprensión. Pero un día vino a descubrirse todo, y así lo explicaría ella en sus memorias. En cierta ocasión, durante una misa que celebraba el obispo Álvaro de Mendoza, descendió éste del altar mayor seguido por sus acólitos y se dirigió a un orificio en el muro, al otro lado del cual desfilarían las religiosas para recibir la hostia.

En el momento de arrodillarse Teresa, una expresión de felicidad celestial apareció en su rostro, a la que siguió un grito de pánico. En el momento de recibir la hostia se elevó en el aire y fue a desaparecer allá arriba. La santa intentaba resistirse cuando sentía que los pies dejaban de tocar el suelo. Al principio se asustó terriblemente y lo mismo sucedió a las otras monjas al verla, pero decidieron al final aceptar la irremediable. Si Teresa tenía que elevarse en el aire, era porque Dios así lo había ordenado.

No hace falta ser santo para levitar

Uno podría pensar que sólo los santos hallándose en pleno éxtasis místico –y sufriendo en ciertos casos de hipertiroidismo- han poseído la facultad de levitar. Sin embargo, no siempre ha sido así. Apenas en 1951, cierto E. A. Smythies, consejero británico en el Gobierno de Nepal, vio a un joven levantarse medio metro del suelo, sin que hubiera truco de por medio, y caer pesadamente al suelo. El fenómeno de repitió varias ante las miradas perplejas del inglés. Averiguó más tarde que el acto de levitación lo realizaba el nepalés con relativa frecuencia, sin poder evitarlo.

¿Era un poder misterioso, desconocido por el joven nepalés, incontrolable, el que decía elevarse en el aire? ¿Existen casos en que un ser humano normal y corriente pueda realizar este acto a su antojo? El Surya Siddantha, libro sagrado de la India, explicaba que los Siddhas, adeptos de ciencias avanzadas, podían volverse ligeros o pesados, a voluntad. Y de todos es conocido el ejemplo de los faquires, que también pueden levitar, de acuerdo con la tradición y los testimonios ocasionales.

¿Puede levitar cualquiera que se lo proponga? En 1977, el Maharishi Mahesh Yogi decía que tal cosa es posible cuando existe una perfecta coordinación mente-cuerpo y daba consejos para conseguirlas. De acuerdo con las enseñanzas del Patanjali, texto donde se resumen las prácticas del yoga, es preciso, para levitar, seguir estos puntos: primero, el sujeto debe fijar su atención en un objeto cualquiera; segundo, mantener largo rato esa concentración, olvidando lo que no sea ese objeto; tercero, seguir concentrado en el objeto. El sujeto está finalmente listo para levitar.

Después de echar una rápida ojeada a lo que hicieron algunos santos católicos y ascetas de la India, no habrá más remedio que acercarnos a uno de los médiums más prodigiosos de todos los tiempos. No podía seguir más tiempo hablándose de los fenómenos paranormales sin dedicar un amplio espacio a Daniel Dunglas Home.

Demostró poseer desde la niñez fabulosos dones

En el cementerio de Saint-Germain- en Laye, cercano a París, hay una tumba con una cruz de mármol blanco con esta inscripción: “Venid a mi los que está fatigados y yo les daré consuelo”. En la parte inferior puede leerse otra leyenda: “Daniel Dunglas Home. Nacido a la vida terrestre cerca de Edimbundo, el 20 de marzo de 1833. Nacido a la vida espiritual el 21 de junio de 1886. A otro corresponderá discernir a los espíritus.

En la familia Home, los poderes extrasensoriales habían sido hereditarios. El tío Machenzie y la madre de Daniel eran videntes. Era natural que el pequeño manifestará dones sorprendentes: a la edad de cuatro años describió a su madre la muerte de una prima. Al confirmarse la noticia, dos días después, la señora Home se asustó. Vio con temor que su hijo superaba al resto de la familia. Por aquellos días, y en vista de que las cosas no iban demasiado bien en la casa, aprovechó el ofrecimiento de una tía que iba a Estados Unidos para confiarle al niño.

A la edad de trece años hizo amistad con un muchacho de nombre Edwin con quien solía leer la Biblia. Convinieron que el primero en morir avisaría al otro. Una noche del mes de junio de 1846, Daniel despertó al sentir la presencia de alguien, al pie de su cama. Era Darwin, rodeado por una aureola luminosa. Sonrió a Daniel y desapareció. La mañana siguiente, Daniel dijo a sus tíos que Edwin acababa de morir. Al confirmarse la noticia, los tíos se trastornaron. A esto siguieron golpes en las paredes y muebles, sillas deslizándose por sí solas por el piso, objetos volando. Era demasiado. Los tíos creyeron que el demonio se había posesionado del sobrino y, sin esperar más, lo echaron de su casa.

Daniel inició entonces una vida errante, por todo el país. En su presencia se movían los muebles más pesados, y el muchacho se elevaba también en el aire. Entonces se encontró con Mrs. Hayden, una médiums muy conocida.

Comienza a adquirir fama de psíquico

Cuando conoció a esta mujer acababa de cumplir 18 años. Ella intuyó en el joven facultades extraordinarias y lo invitó a mostrarles antes los médicos y profesores de la universidad de Harvard. El siguiente año se presentó en el Primer Congreso de Espiritistas, celebrado en Cleveland, y tuvo ocasión de realizar por primera vez en público un acto de levitación. Ya no temía, como al principio, el riesgo de la caída. Sabía subir y bajar ya a su antojo. Además hacía sonar las campanas a distancia, tocar un acordeón y practicar la elongación.

Regresó en 1855 a Inglaterra, enfermo de tuberculosis. Creía que el clima de este país sería más sano para él. La acogida que le dispensaron en Londres fue entusiasta, tanto que Home olvido su enfermedad y siguió prodigándose. William Cox, dueño del hotel donde se hospedaba, se interesaba en el espiritismo y el ocultismo. Para sorprender a este Cox, Home hizo aparecer un botellón de vino de la nada. Impresionado por lo que vio, Cox organizó una velada a la que invitó a Lord Brouham y a sir David Brewster, físico bien conocido. Brewster informaría más tarde a un periodista que vio moverse una mesa, sin que nadie la tocara, y elevarse en el aire.

Cierto Williams White fue a visitar a Home más tarde. Quería invitarlo a acudirá una mesa de Islington, donde lo esperaba una docena de personajes interesados en la metapsíquica. A Home le molestó ver tanta gente. Solían molestarle las muchedumbres. Corrieron las cortinas y encendieron unas velas. Home pidió a los presentes unir las manos. En cosa de cinco minutos oyeron golpes en la mesa, en el piso y en los muros. Home pidió un acordeón y en cuanto lo depositaron sobre la mesa se puso a tocar por sí solo.

Una de las personas tenía la frente cubierta de sudor. White le preguntó si se sentía mal. El hombre contestó que acababa de sentir que alguien le tomaba la mano, igual que hizo su padre al morir. En aquel momento surgió una mano del pecho de aquel hombre y segundos después otro testigo lanzó un grito de terror y se levantó tirando la silla. La misma mano se deslizaba sobre sus cabellos.

Los portentos sucedidos en Francia

En 1857, Home viajó por primera vez a París, invitado por Napoleón III, tan interesado como su esposa Eugenia de Montijo en los misterios del más allá. Home encontró un gentío a su arribo a la corte. Declaró que sus actos no eran espectáculo teatral. Napoleón III comprendió. Mandó a salir la concurrencia y se quedó solo, con su mujer y algunos íntimos. Pudieron ver entonces cómo Home levantaba sin esfuerzo una mesa. Materializó a continuación una mano que apoderó de un lápiz y escribió en un papel la palabra Napoleón. El emperador examinó la palabra y vio que era la firma auténtica de Napoleón Bonaparte. Estaba entusiasmado con las maravillas realizadas por su invitado. Sin embargo, no todos en la corte estimaban al escocés. Y aprovecharon un descuido de éste para lograr su destierro y probar que era un farsante.

Sucedió en la ciudad veraniega de Biarrits –bastante más agradable que Dieppe, donde habían coincidido Home y la pareja imperial-, cuando el barón Morio de L´Isle tenía a su cargo el manejo de las luces. La emperatriz, en el curso de la sesión en que se invitó a comparecer a Luis XVI y a Carlomagno, sintió una mano suave y perfumada acariciar su rostro. Lanzó un grito. El barón se apresuró a encender la luz. Vino a descubrirse que la mano fantasmal era en realidad el pie descalzo de Home paseando sobre el cuerpo de Eugenia.

A pesar de defender la emperatriz al Médiums, éste tuvo que abandonar Francia. Viajó a Italia, país que tuvo que dejar también atrás, después de ser acusado en Florencia de ser un nigromante que utilizaba los sacramentos de la Iglesia para obligar a los muertos a abandonar sus tumbas.

Ser médium resulta a veces buen negocio

Home no pedía nunca dinero por presentarse ante la gente interesada, pero le parecía muy razonable aceptar obsequios, como relojes de oro, tabaqueras valiosas y joyas cuya venta le permitía sostener una vida lujosa. Pero, al aparecer, quiso sacar partido de una viuda y le resultó muy caro.

En 1866, de regreso a Londres, fue objeto de un proceso que perjudicó grandemente a su reputación. Cierta Mrs. Lyon, de 75 años de edad, había entrado en comunicación con el alma de su difunto esposo, gracias a Home. El difunto aconsejó a su viuda adoptar el médium y legarle su fortuna. No solo obedeció la dama la orden venida del más allá, sino que hizo entrega además de 30.000 libras esterlinas al médium. Pero se arrepintió de su generosidad -o alguien que deseaba también esa suma se lo aconsejó- y se dirigió a la policía para relatar lo sucedido. El juez condenó a Home a devolver la suma y lo metió entre rejas.

En diciembre de 1868, Daniel Dunglas Home iban a realizar, olvidada la peripecia de la viuda, el más extraordinario de sus actos, ante varios distinguidos testigos. Gracias a ello recobraría el prestigio perdido. En primer lugar agarró sus carbones encendidos de la chimenea y se los echó a la boca. Los masticó como si fueran bombones. Otra experiencia increíble sería la de levitación que se convertiría en clásica de este fenómeno.

Salió por una ventana y regresó por la otra

Sucedió el 13 de diciembre en la presidencia Ashley, en Victoria Street, y fue presenciada, entre otros, por sir William Crookes (1832-1919), insigne físico inglés descubridor de los rayos catódicos y primero en aislar el tantalio. En 1874 escribió un artículo para el Quaterly Journal of Science en el que decía haber visto a D. D. Home alzarse en tres ocasiones del suelo.

Lástima que este sabio, que había estudiado con admirable seriedad los fenómenos metapsíquicos, cayera más tarde en extremos ridículos, que invalidarían sus declaraciones. Resulta que se enamoró, a sus cuarenta y tantos años, de un fantasma que se hacía llamar Katie King, joven encantadora que murió a la edad de 23 años en tiempos del rey Carlos II. El espíritu de la difunta había aparecido antes Crookes por conducto de Florence Cook, médium de gran belleza pero tan deshonesta como amiga de gastar bromas a los ingenuos.

Otra velada importante fue la celebrada la noche del 16 del mismo mes en la residencia de Lord Adare, en el número 5 de Buckingham Place. Acompañaban al aristócrata su amigo Lord Lindsay y su primo el capitán Charles Wynne. En aquella ocasión, Home cayó en trance y por sus labios se expresó el espíritu de Adah Mencken, actriz recién fallecida que habían conocido bien Home y Lord Adare. Una silla se movió sola. Wynne y Lord Lindsay tuvieron la sensación de que un ser invisible había penetrado en la sala y tomando asiento en la silla. El médium comenzó entonces a hablar, con voz sepulcral. Pidió a los testigos no abandonar sus asientos y que nada temiesen, viesen lo que viesen. A continuación, Home se elevó lentamente en el aire, se dirigió a una ventana abierta y salió por ella, los pies por delante, a pesar de que el aposento se encontraba en el tercer piso.

Segundos después se detuvo frente a una ventana del segundo piso, mientras los testigos se asomaban a la calle y contemplaban el increíble espectáculo. Home estaba golpeando con los pies los cristales de la ventana. Se abrió ésta y penetró en la habitación. Se puso pie y tomó asiento en un sillón. Después de una breve pausa regresó al tercer piso, volando también. Tenía un aspecto de cansancio profundo y se expresaba en una legua que ninguno de los tres hombres conocía.

¿Eran tan sólo un ilusionista excepcional?

Sir William Crookes declaró que Home poseía una singular fuerza psíquica. Charles Darwin, que estaba de moda desde que lanzó su teoría revolucionaria de la evolución, se mostró en cambio muy prudente. No se mostró partidario ni enemigo del médiums. El antropólogo Francis Galton afirmó que Home no era ningún charlatán, y de igual manera se expresarían el matemático August Morgan y el escritor ruso Leon Tolstoi.

Michael Faraday, descubridor de la inducción electromagnética, quien vio en alguna ocasión a Home realizar una experiencia, declaró en cambio que era sólo un hábil ilusionista. Y esta opinión fue compartida por el poeta Robert Browning. ¿Y qué opinaba Daniel Dunglas Home al respecto? Cuando le preguntaban por qué era un caso excepcional, contestaba algo que posee una enorme lógica: a los que, en el pasado, habían sido como él, los habían quemado en la hoguera, por brujos.

¿Era una farsa los poderes de Home? ¿Sería, como él decía, algo que abundó en otros tiempos y que se fue perdiendo a causa de las persecuciones sufridas por esa gente a quien se consideraba poseída por Satanás? ¿Sólo en casos de enfermedad o de mal funcionamiento de un órgano se manifiesta estas facultades tan fuera de lo normal? Recuérdese que si Edgan Cayce se convirtió en profeta fue porque en su niñez recibió un fuerte pelotazo en la cabeza, y que si Peter Hurkos poseía dones muy especiales se lo debió al golpe sufrido en la cabeza de resultas de una caída.

Daniel Dunglas Home había sufrido de tuberculosis desde su infancia. Es decir, que su sistema nervioso era sumamente delicado. Y el hecho de prodigar en exceso sus agotadoras experiencias a lo largo de tantos años, sumado a su salud precaria, lo condujeron a la tumba siendo todavía joven, a la edad de 53 años.

lunes, 25 de octubre de 2010

Las Brujas de Salem

Salem es un Pueblo ubicado en la Bahía de Massachussets, antes conocido como Nueva Inglaterra, lo que hoy se denomina Danvers, en Boston.

Esta historia se remonta al siglo XVII, corría el año 1692. Hablamos de la época en la cual existía la famosa Inquisición creada por la Iglesia, que no dudaba en “ echarle mano” a los que consideraba herejes o pecadores.

Salem es actualmente un punto turístico que recibe 800.000 turistas al año para conocer esta historia.
siglo XVII), practicar brujerías era un delito contra la autoridad estatal.
Bastaba con una acusación para que los supuestos practicantes de brujerías sean enjuiciados y llevados a la horca.

Había una gran diferencia entre ser “afligido” y “acusado”, ya que los afligidos habían sido supuestamente poseídos y atormentados por el demonio. Estos afligidos gritaban, en medio de su posesión, los nombres de los que los poseían, acusando así a las personas de brujería.
Mediante un juicio se establecía la culpabilidad y acusación de las brujas por los atormentados y eran ejecutadas en la horca (las victimas no fueron sólo mujeres, también hombres y niños).

Como decíá todo comenzó a finales de 1692, la casa parroquial de Salem, era un lugar apacible, ajeno a los sucesos de mortales consecuencias que se desarrollarían en él.
Además de sus obligaciones en la cocina, Tituba ,una esclava originaria de las Antillas, tenia la tarea de entretener a dos niñas muy inquietas: Elizabeth Parris, la hija del ministro, y a la primera de esta, Abigail, de 9 y 11 años, respectivamente.

Tituba inventaba todo tipo de distracciones para ellas, entre las que figuraban trucos sencillos e historias de miedo; por otra parte, la esclava sabia leer la fortuna en las claras de huevo. Sin embargo, ninguno de estos pasatiempos eran bien vistos por los puritanos de aquel tiempo; para ellos eran cosas del diablo. Pero las niñas y sus amiguitos los disfrutaban sin considerarlos malignos.
Poco a poco, la conducta de Elizabeth y Abigail comenzó a cambiar.

Según las crónicas de la época, la primera rompía a llorar sin motivo, en tanto la otra corría en cuatro patas y ladraba como perro. Otras adolescentes también se comportaron de forma extraña. Por ejemplo, Ann Putman, de 12 años, dijo que peleó con una bruja que la quería decapitar.

Por su parte él medico de la ciudad, al no encontrar ningún problema físico en las adolescentes, atribuyó el comportamiento de las chicas a la influencia del demonio. El reverendo Parris comenzó las pesquisas y se entero de cierto pastel de brujas elaborado por el marido de Tituba, que, según se cuenta, incluía entre sus ingredientes harina de centeno y orina de niño.
Eso fue los suficiente para el escándalo. Las niñas se asustaron tanto que al ser interrogadas señalaron a Tituba, a Sarah Good ,una mujer indigente que tenia el habito de fumar pipa y que quizá era deficiente mental, y a Sarah Osborne, una invalida que vivía con un hombre si haberse casado.
En una audiencia celebrada a principios de marzo de 1693, Tituba confeso que era bruja y que su espectro había atacado a Ann Putman con un cuchillo. Añadió además que ella era solo una de las tantas brujas del pueblo y que un hombre alto de Boston le había enseñado un libro en donde figuraban todas las brujas de la colonia. Así comenzó en Salem la cacería de brujas.

Ann Putman y su madre acusaron de infanticidio a Rebecca Nurse, mujer de 71 años.
Susanna Martin fue acusada de embrujar los bueyes de su vecino a raíz de una riña entre ambos.
El reverendo George Burroughs, antiguo ministro del pueblo, fue señalado como jefe de las brujas y el capital, John Alden fue identificado como el hombre alto de Boston.
El reverendo fue ahorcado y a Giles Cory de 80 años que se negó a declarar sobre este caso, lo aplastaron con grandes piedras.

Como solo se ejecutaba a quienes no confesaban Tituba se salvo y luego fue vendida por los Parris.
En 7 meses fueron ejecutados 7 hombres, 13 mujeres, se arresto a 200 personas y 200 mas ya habían sido acusadas por las niñas Parris. Ninguna de las víctimas fue quemada en la hoguera como se cree en la actualidad. 4 años después de los juicios de Salem los jurados firmaron una confesión de error y suplicaron clemencia.
Ann Putman dijo 14 años mas tarde que había obrado engañada por Satanás.

Lista de Personas acusadas de brujería en la población de Salem :

Bridget Bishop:ahorcada el 10 de junio
Ahorcadas el 19 de julio:
Sarah Good
Elizabeth How
Susana Martin.
Rebecca Nurse
Sarah Wilds
Ahorcados el 19 de agosto:
George Burroughs.
Martha Carrier
John Williard
George Jacobs
Dorcas Hoar:
condenada el 6 de septiembre.
Posteriormente indultada.
Abigail Willians: condenada el 6 de septiembre. Posteriormente indultada.
Mary Bradbury: condenada el 6 de septiembre. Fugada de prisión.
Sarah Cloyce: condenada el 6 de septiembre. Posteriormente indultada.
Mary Lacy: condenada el 6 de septiembre. Posteriormente indultada.
Rebeca Eames: condenada el 17 de septiembre. Posteriormente indultada.
Giles Cory: condenada el 19 de septiembre. Cadena perpetua.
Ahorcadas el 22 de septiembre:
Martha Cory.
Mary Esty
Alice Parker

Mary Parker
Ann Pudeator
Wilmot Red
Margaret Scott
Samuel Waldwell
Abigail Faulkner
Elizabeth Proctor: embarazada, no fue ejecutada. Cadena perpetua.
Ann Foster: muerta en prisión.
Sarah Osborne: muerta en prisión.
Tituba: encarcelada, posteriormente vendida como esclava.

Además, estuvieron implicadas muchas otras personas que no llegaron a ser juzgadas y condenadas, aunque sí encarceladas y torturadas.

La opinión pública solo se conmovió cuando la locura generalizada alcanzo las capas mas altas de la sociedad ,incluso el presidente de la Universidad de Harvard se vio involucrado en las acusaciones.
Mas tarde, el gobernador William Phips perdonó a todos los sospechosos de brujería que aun no habían sido ejecutados y exoneró a todos los muertos, 18 meses después de iniciada la feroz cacería.
Años mas tarde, especialistas médicos han logrado rastrear científicamente a la gente de Massachussets y han determinado la existencia de la enfermedad de Huntington en los genes de muchos de sus habitantes, cuyos síntomas son desórdenes neurodegenerativos, lo que lleva a comportamientos como los desarrollados por las niñas Parris.

Lamentablemente en esas épocas la ciencia no tenía los conocimientos suficientes como para poder determinarla, así que simplemente fue más fácil atribuirlo a la brujería, producto de la ignorancia e intolerancia.

El dramaturgo estadounidense Arthur Miller se inspiró en estos hechos para escribir Las Brujas de Salem o El Crisol (en inglés: The Crucible) obra de teatro escrita en 1953. Está basada en los hechos que rodearon a los juicios de brujas de Salem, Massachusetts en 1692.

domingo, 24 de octubre de 2010

La Leyenda del Hombre Lobo

¿Como surgió la Leyenda del Hombre Lobo?

Aunque existen constatados casos de hombres lobo anteriores, no es sino hasta la edad media cuando el fenomeno de los hombres lobo pasa a ser parte de las leyendas populares.

Su principal foco fue el centro y norte de Europa y las causas que hicieron q este fenomeno se propagase con tanta rapidez fue principalmente el gran indice de analfabetismo y el boca a boca.

En esta época de grandes pobrezas y hambrunas el ganado era fuente de gran riqueza entre la población, la presencia del lobo era motivo de temor, pues no solo era peligroso para el ganado sino que tambien acostumbraba a atacar a mujeres y niños que se aventuraban solos en el bosque (de hecho la mayor parte de los ataques de hombres lobo fueron realizados a mujeres y niños) y es en estas circunstancias donde en un clima de temor surge la leyenda del hombre lobo, motivada tal vez por la astucia de los lobos, por el miedo a un animal que caza en manada y con gran precisión y sobre todo a determinados crimenes realizados por hombres desequilibrados que asesinaron a mujeres y niños que se encontraban indefensos en el bosque.

Ésto y el hecho de que la iglesia y su inquisición en su "cruzada" contra toda fuente de mal, muchas veces establecia sentencias inhumanas sobre algunas personas sobre las que se ejercia la acusación de ser un hombre lobo.

Se creó tal situacion de temor que entre 1589 y 1610 fueron registrados 30.000 casos de denuncias de ataques o avistamientos de hombres lobo.

El Hombre Lobo en La Historia

Muchos países y culturas europeas tienen historias sobre hombres lobo, incluyendo España, Grecia (lycanthropos), Bulgaria (varkolak, vulkodlak), Serbia (vukodlak), Rusia (volkodlak), Polonia (wilkolak), Rumania (vârcolac), Inglaterra (werewolf), Alemania (Werwolf), Suecia (Varulv), Francia (loup-garou), Galicia(lobishome, lobo de xente), Portugal y Brasil (lobisón, lobisomem), México (nagual), Lituania (vilkolakis y vilkatlakis) y Estonia (libahunt).

Según la leyenda, el primer hombre lobo reconocido fue Licaón, rey de Arcadia, Grecia. En la mitología griega, Licaón era un rey sabio y culto y una persona muy religiosa que había sacado a su pueblo de las condiciones salvajes en que vivían originariamente. No obstante, parece que él mismo continuó siendo un salvaje, pues a pesar de todo siguió sacrificando seres humanos en honor a Zeus, e incluso se dijo que asesinaba a todo forastero que llegara a su reino pidiendo hospitalidad.

Al enterarse, el dios Zeus quiso comprobar los rumores y se disfrazó de vagabundo para hacer una visita a Licaón. Este inmediatamente pensó en matar a su visitante, pero se enteró a tiempo de que se trataba de Zeus y lo invitó a participar en un suntuoso banquete. Todo habría salido bien de no ser porque Licaón no pudo resistir la tentación de jugar una horrible broma al rey del Olimpo; ordenó que le sirvieran la carne de un niño (presuntamente un hijo suyo).

Zeus se dio cuenta, por supuesto, y, encolerizado, condeno a Licaón a convertirse en lobo, y a que todos sus descendientes serían también hombres-lobo. (Hoy, se conoce como licaón a un pariente africano de los lobos).

La historia de Licaón provee uno de los primeros ejemplos de la leyenda del hombre lobo. De acuerdo a la historia de Licaón, este se transformaba en un lobo como resultado de comer carne humana; un testigo que estuvo presente en un sacrificio periódico en el Monte Licaón dijo sufrir un destino similar. Plinio el Viejo, dijo citando a Euanthes (Historia Naturalis viii. 22/34. 81): que un hombre de la familia de Anthus fue seleccionado por Lot y fue llevado a un lago en Arcadia, donde colocó su ropa en un árbol y nadó a través del lago. Esto dio como resultado su transformación en un lobo, y vagó en esta forma durante nueve años. Entonces, si durante este tiempo él no atacaba a ningún ser humano, tendría la libertad de nadar de regreso y volver a su forma original.

Probablemente las dos historias son idénticas, aunque no se haya mencionado del sacrificio de Licaón por los descendientes de Anteo. Herodoto (iv. 105) menciona que la tribu Neuri, un pueblo que él ubica al noroeste de Escitia se transformaban anualmente durante algunos días. Virgilio también estuvo familiarizado cono la transformación de seres humanos en lobos (véase Eglogas viii. 98). En la novela Satyricon, escrita por Gayo Petronio cerca del año 60, uno de los personajes recita una historia sobre un hombre que se convierte en lobo.  

A partir de ese momento los hombres lobo parecen haberse multiplicado, al llegar la Edad Media, los cuentos de hombres que se transformaban en lobo eran comunes y la gente tenía tanta fe en ellos que ni siquiera se atrevía a salir de noche al bosque. Hay que recordar que en aquellos tiempos los lobos auténticos eran comunes y no era raro que atacaran a las personas. Más tarde los lobos fueron cazados y exterminados en gran parte de su área de distribución, pero el temor a los hombres bestia siguió igual de fuerte que antes, por lo que la macabra leyenda subsiste hasta nuestros días.

Según las creencias armenias, hay mujeres que a consecuencia de pecados mortales están condenadas a pasar siete años bajo la forma de un lobo. Un espíritu llega a tales mujeres y les da la piel de lobo. Éste les ordena ponérsela, y tan pronto como lo hacen aparecen marcas de lobo en su mano derecha. Una vez que su naturaleza es conquistada, se come a sus propios hijos, uno por uno, después devora a los hijos de sus parientes de acuerdo a la cercanía genealógica, y finalmente ataca a los niños ajenos a su familia. Pasa a vagar entonces solamente durante la noche, y las cerraduras y puertas se abren en su aproximación. Cuando está cerca la mañana vuelve a su forma humana y se quita la piel de lobo. En estos casos la transformación es involuntaria. Pero junto a esta creencia sobre metamorfosis involuntaria, se encuentran las creencias de que los seres humanos pueden transmutar en animales a voluntad y después reasumir su forma original.  

En particular, Francia parece haber sido infestada con hombres lobo durante el siglo XVI, por lo que fueron numerosos los consecuentes juicios. En algunos casos -- por ejemplo, los de la familia de Gandillon en el Jura, el sastre de Chalons y de Roulet en encoleriza, todo ocurriendo en el año 1598, -- había clara evidencia en contra del acusado de asesinatos y canibalismo, pero ninguno asociado con lobos; en otros casos, como el de Gilles Garnier en Dole, 1573, hubo clara evidencia de existencia de algún lobo, pero ninguna en contra del acusado; en todos los casos, con muy pocas excepciones, había una predisposición del acusado en confesar e incluso en detallar las circunstancias de la metamorfosis, la cual es una de los temas recurrentes de brujería medieval. Aun cuando esta fiebre de licantropía (de ambos, acusadores y sospechosos) llegó a su cenit, se decidió en el caso de Jean Grenier en 1603 en Burdeos, que la licantropía no era más que una ilusión enfermiza. Desde entonces el loup-garou dejó de ser considerado como un herético peligroso, y regresó a su posición pre-cristiana como una simple amenaza "lobo-hombre." Las mujeres-lobo (lubins o lupins) fueron consideradas en Francia, no obstante, como hembras tímidas e inofensivas, en contraste con los temidos loup-garou.

De acuerdo con los obispos Olaus Magnus y Majolus, en las provincias de Prusia, Livonia y Lituania, los hombres lobo del siglo XVI eran más destructivos que los "auténticos lobos", y su heterodoxia surge de la aserción de los obispos católicos de que ellos formaron "una escuela maldita" de aquellos "deseosos de las innovaciones contrarias a la ley divina."

Sin embargo, al principio del siglo XVII en Inglaterra, los castigos por brujería eran aun perseguidos celosamente por James I de Inglaterra, para entonces el lobo ya estaba extinto hace largo tiempo por lo que este piadoso monarca estaba libre (Demonologie, lib. iii.) de acusar a los "warwoolfes" como víctimas de una ilusión inducidas por una "superabundancia de melancolía natural." Solamente las criaturas pequeñas tales como el gato, las liebres y la comadreja permanecían como vehículos para que el hechicero malo se transformase en ellos. 

Los hombres lobo de la dispensación cristiana no eran todos considerados como herejes o viciosamente dispuestos en contra de la humanidad. "De acuerdo con Baronius, en el año 617, se presentó un grupo de lobos en un monasterio, y destrozaron a varios frailes quienes mantenían opiniones sobre herejía. Los lobos mandados por Dios despedazaron a los ladrones sacrílegos de la armada de Francesco Maria, duque de Urbino, quien había llegado para saquear el tesoro de la Santa casa de Loreto. Un lobo vigiló y defendió a San Edmund el Mártir, rey de Inglaterra ante las bestias salvajes. San Odo, Abad de Cluny, asolado por una manada de zorros, fue liberado y escoltado por un lobo" (A. de Gubernatis, Zoological Mythology, 1872, vol. ii. p. 145). 

Gran parte de los hombres-lobo eran personas inocentes y temerosas de Dios, que sufrían a través de embrujos de otros, o simplemente estaban destinados a un destino infeliz, y quienes en forma de lobo se comportaban de una manera admirable, honrando y protegiendo a sus benefactores. El "Bisclaveret" en el poema, el héroe de "William y el Hombre-lobo" de Marie de France (c. 1200), perteneció a esta clase, y los numerosos príncipes y princesas, damas y caballeros, quienes aparecieron temporalmente en forma de bestias en los cuentos de hadas alemanes (o Märchen). Véase "Blanca Nieves y la Rosa Roja," donde el oso feroz es realmente un príncipe encantado.  

De hecho, el poder de transformar a otros en bestias salvajes no sólo fue atribuido a hechiceros malignos, sino también a santos cristianos. Omnes angeli, boni et mali, ex virtute naturali habent potestatem transmutandi corpora nostra ("Todos los Ángeles, buenos y malos tienen el poder de transmutar nuestros cuerpos") fue la sentencia de Santo Tomás de Aquino. San Patricio transformó a Vereticus, un rey de Gales, en un lobo; y San Natalis maldijo a una ilustre familia irlandesa con el resultado de que cada miembro de ella estaba condenado a ser un lobo por siete años. En otras historias la voluntad divina es más directa, en Rusia, se supone que los hombres se convierten en hombres lobo al incurrir en la cólera del diablo.  

Ciertas creencias sobre el hombre lobo se basan en acontecimientos documentados. La Bestia de Gévaudan era una criatura que aterrorizó el área general de la provincia de Gévaudan, en el actual Departamento de Lozère, en las Montañas de Margeride al sur de Francia, en el lapso de 1764 a 1767. La bestia fue descrita frecuentemente como un lobo gigante, y atacó al ganado y a seres humanos sin distinción.

sábado, 23 de octubre de 2010

Materializaciones: Espíritus corporeos


Pueden los muertos materializarse en presencia de médiums dotados? Examinamos algunos de los casos de materializaciones en los que el fraude parece descartable.
Yolanda era una muchacha árabe de quince años. Según parece también era un espíritu, lo que significa que podía aparecer y desaparecer a voluntad, en presencia de la famosa médium inglesa de materialización madame Elizabeth d'Esperance. Los asistentes a las sesiones de madame d'Esperance a menudo aseguraban haber visto simultáneamente la materialización y la médium. El modo en que Yolanda abandonaba la sesión no dejaba a los testigos ninguna duda de que se trataba de un fenómeno paranormal, aun cuando mientras estaba materializada parecía un ser vivo normal.
Yolanda, supuesto espíritu guía de madame dEsperance.
En una ocasión, Yolanda se encaprichó de un chal de brillantes colores que llevaba puesto una de las asistentes y «se lo tomó prestado». Cuando ella se desmaterializó, el chal desapareció con ella, pero en la siguiente sesión lo volvía a llevar puesto. Pero dejó claro que ella no había querido llevárselo.

Algunas veces el espíritu de Yolanda se desvanecía gradualmente en una neblina, en ocasiones ante una veintena de testigos, y únicamente el chal quedaba en el suelo. «Por fin se le ha olvidado», comentó una de las asistentes. Pero luego también el chal desapareció lentamente del mismo modo.

Madame d'Esperance fue una de las primeras médiums de materialización inglesas, y cooperó de buen grado con los investigadores que deseaban probar que la presencia de estos espíritus no era un fraude; llegó incluso a permitir que se tomaran fotografías. Pero una de las sesiones dio a pensar que la materialización no es un fenómeno auténtico.

Sospechas De Fraude
En una sesión que tuvo lugar en Newcastle en 1880 uno de los asistentes comenzó a sospechar, porque otra de las materializaciones de madame d'Esperance se parecía extraordinariamente a la médium. El asistente trató entonces de agarrar al espíritu, que desapareció rápidamente, y la médium sufrió una hemorragia pulmonar y estuvo enferma durante largo tiempo. En dos ocasiones más ocurrieron accidentes similares, pero madame d'Esperance jamás fue descubierta in fraganti.
 Ilustración de Tissot que representa a los dos espíritus materializados que el dibujante vio en el transcurso de una sesión del médium londinense William Eglinton.
Los espiritistas sostienen que tocar un cuerpo materializado (a menos que lo permitan explícitamente los «espíritus») o encender una luz durante una sesión puede causar daños incalculables a los médiums, porque provoca que el ectoplasma -materia de la cual están formados los espíritus- vuelva al cuerpo del médium con demasiada rapidez. No obstante, en algunos casos se han producido materializaciones ala luz del día y en presencia de testigos.

El médium londinense William Eglinton llegó a convencer a muchos escépticos. Después de acudir a una de sus sesiones, el famoso mago Harry Kellar declaró: «Debo confesar que he salido sin encontrar ninguna explicación natural a los hechos que he presenciado.» En un momento dado de la sesión, Kellar y Eglinton experimentaron una levitación.

Uno de los supuestos espíritus que solía aparecer en las sesiones de Eglinton era un tal Abdullah, que era manco y se presentaba adornado con todo tipo de joyas, anillos, cruces y sartas de rubíes que aparentemente valían una fortuna. Otra materialización, un hombre con barba y vestido con una larga túnica, permitió que uno de los asistentes cortara un trozo de la tela de su vestido así como algunos pelos de su barba. Más tarde se dijo que la tela encajaba en un agujero de una pieza de muselina y que los pelos completaban una barba postiza que habían sido encontrados en un baúl perteneciente a Eglinton.

A pesar de esta acusación de fraude, Eglinton continuó dando sus sesiones y convenciendo a mucha gente. También desarrolló su capacidad de médium para hacer escribir a los espíritus: éstos contestaban por escrito, en pequeñas pizarras negras, a las preguntas que se les hacían. El 29 de octubre de 1884 William Gladstone, entonces primer ministro de Gran Bretaña, le visitó y formuló varias preguntas confidenciales en español, griego y francés; se le respondió por escrito en estas mismas lenguas. El estadista quedó tan impresionado que se hizo miembro de la Society for Psychical Research. 
 De izquierda a derecha, tres estadios de un proceso de materialización inspirados en las sesiones de William Eglinton. La neblina que parece surgir del plexo solar del médium toma una forma particular (la de un objeto, un animal o un ser humano), pero siempre se desintegra.
Otro médium de materialización que se hizo famoso en la Inglaterra victoriana fue el reverendo Francis Ward Monck. Monck no sólo fue acusado de fraude, sino que además fue sentenciado a tres meses de prisión ante la evidencia que proporcionaban los «instrumentos» hallados en su habitación después de una sesión en noviembre de 1876.

El problema de las materializaciones es que no dejan ninguna prueba tangible de su realidad. Sin embargo, el investigador William Oxley ideó un ingenioso método para «grabar» la presencia de los espíritus materializados por Monck (método que ha sido utilizado con éxito con otros médiums). En una sesión celebrada en 1876 en Manchester, Oxley logró obtener excelentes moldes en parafina de las manos y pies de los espíritus materializados.

Para hacer un molde de parafina se vierte cera caliente en un bol y se pide al espíritu materializado que sumerja su mano dentro. A continuación el espíritu sumerge su mano en un recipiente con agua fría, de modo que la cera se endurezca. Cuando el espíritu se desmaterializa deja un molde de cera parecido a un guante. A menudo la abertura de la muñeca era tan pequeña, que a cualquier ser humano le hubiese sido imposible sacar la mano sin romper el molde.

Ceras Fantasmales
El intelectual polaco Franek Kluski fue un médium físico muy capacitado; logró por este sistema producir moldes de cera. No fue nunca un médium profesional, pero ofreció sus servicios al doctor Gustave Geley y al Instituto Metapsíquico de París en 1920. Este eminente investigador psíquico y otros colegas atestiguaron que, en presencia de Kluski, se materializaban miembros de fantasmas, se deslizaban formas luminosas por la habitación y aparecían de repente brillantes luces. Bajo control estricto fueron incluso capaces de lograr fotografías de un fantasma. Y tanto el doctor Geley como el doctor Charles Richet, profesor de psicología en París y experto en fenómenos psíquicos, obtuvieron en las sesiones de Kluski excelentes moldes de manos y miembros materializados. En las sesiones de Kluski, las materializaciones completas aparecían a menudo de repente, pero otras veces surgían de una tenue nube luminosa situada sobre la cabeza del médium.
Molde de cera que se podría definir como «guante del espiritu», obtenido durante una de las sesiones de Franek Kluski en Varsovia, durante los años veinte.
 Las materializaciones producidas por un zapatero remendón de Cardiff, George Spriggs, parecían casi demasiado buenas para ser verdaderas, pero existe el testimonio de varias personas de confianza que presenciaron el fenómeno.

Fue en los años 1870, en un círculo espiritista galés, cuando Spriggs comenzó a desarrollar sus poderes paranormales, desde clarividencia y escritura automática hasta materializaciones totales. En noviembre de 1880 emigró a Australia. Allí, un tal señor Donovan, persona de gran prestigio y autoridad moral -ya que había sido miembro de la Asamblea Legislativa de Victoria-, asistió durante 18 meses a las sesiones de Spriggs y escribió después un libro sobre sus experiencias, titulado The Evidences of Spiritualism (Las pruebas del espiritismo).

Una Carta Fantasmagórica
En una de las sesiones celebradas en Australia ocurrió un incidente extraordinario: se materializó un hombre que solicitó escribir una carta a una mujer de Sidney que había asistido a las sesiones un par de veces. Se le dio pluma y papel y escribió una carta de tres páginas, la metió en un sobre y escribió la dirección de la mujer. Pero nadie tenía sellos. El espíritu pidió prestados seis peniques a uno de los asistentes y abandonó la habitación para ir a comprar uno a la tienda de al lado. El vendedor, al ver que era un fantasma el que compraba sellos, tuvo tal susto que olvidó devolver el cambio al muerto. El espíritu se dio cuenta del error al volver a la habitación y retornó de nuevo ala tienda a por el dinero. La carta fue enviada, y a su debido tiempo se recibió una respuesta. Cuando el espíritu se materializó de nuevo en otra sesión se le entregó la carta; él la abrió y leyó en voz alta su contenido.
 Demostración del ilusionista Harry Houdini del método para hacer los supuestos moldes de espíritus con cera.
Al cabo de seis años, la habilidad de Spriggs para producir materializaciones había disminuido, pero había desarrollado una nueva habilidad para diagnosticar enfermedades psíquicamente. En 1900 volvió a Gran Bretaña, y entre 1903 y 1905 prestó sus servicios médicos en la London Spiritualist Alliance.

La psíquica británica Isa Northage, médium muy popular durante los años cuarenta, desempeñó también un importante papel en el campo médico. Visitó numerosas iglesias para hacer demostraciones de sus poderes psíquicos, incluidas voces directas y materializaciones. Pero donde más éxito tuvo fue en los consejos médicos presididos por uno de sus espíritus, el doctor Reynolds, para lo cual se llegó finalmente a construir una iglesia especial en los sótanos de la Abadía de Newstead. Con el tiempo -al crecer el poder de la médium- Reynolds llegó a materializarse y a realizar operaciones incruentas en algunos pacientes.

El siguiente relato pertenece al capitán G.S. M. Insall, y está extraído de un libro íntegramente dedicado a esta médium: «Preparamos la habitación y nos pusimos batas y máscaras, como era la norma con el doctor Reynolds. Todo eso no era nuevo para mí, puesto que antes de que la Primera Guerra Mundial me obligara a cambiar mi carrera por la aviación había estudiado en los más modernos hospitales de Francia. Entraron los dos pacientes. [Ambos padecían una hernia.] El primero, el que presentaba complicaciones, se desnudó y se tendió en la mesa de operaciones. Al otro se le asignó una silla cercana.»

«Comprobé personalmente los instrumentos depositados en un carrito adjunto: pinzas, tapones, jofainas y recipientes. Ningún instrumento cortante, excepto unas tijeras para cortar gasas. Había también una pequeña linterna. Comprobé la salida de emergencia y vi que la puerta estaba cerrada con llave y echado el pestillo por dentro; además, una esterilla situada en el dintel impedía toda corriente de aire. Estaba cerrando la puerta interior que conducía a la iglesia, cuando alguien me avisó de que la médium aún no había llegado. Abrí de nuevo y ella entró. Apagamos parte de las luces y alguien empezó las oraciones. Podía ver ala médium sentada en su silla habitual, con cortinas a ambos lados.»

"Al acabar las oraciones se oyó un trompetazo y la voz familiar del doctor Reynolds nos saludó. Tranquilizó a los pacientes y les dio instrucciones. Me asignaron una jofaina para recoger las gasas y me adelanté hacia la mesa de operaciones. El sonido de la trompeta se apagó, y a continuación apareció materializado el doctor Reynolds. Era de pequeña estatura. La médium se hallaba en trance profundo.»

«Primero cogió las pinzas y con una gasa y una solución desinfectante limpió el área. La hernia era umbilical. Recogí las gasas en la jofaina. Después vi cómo colocaba las manos sobre la carne del paciente y cómo éstas desaparecían en su interior. Extendió la mano pidiendo las pinzas y gasas, de los que en total recogí ocho usadas.»

El doctor materializado comprobó el estado del paciente -quien declaró no haber sentido ningún dolor y encendió la linterna para examinar el área afectada. No se observaba señal alguna de herida o cicatriz. A continuación el doctor Reynolds dijo que la médium tenía que descansar un poco antes de proceder a la siguiente operación, y se desmaterializó.

La Materialización De Un Hombre-Mono
No todas las materializaciones de Franek Kluski hubieran sido bien vistas en sociedad. En julio de 1919 hizo su primera aparición en una sesión de Kluski lo que parecía un hombre-mono. El doctor Gustave Geley lo explica: «Este ser, al que llamamos Pithecanthropus, se ha presentado diversas veces en nuestras sesiones. Uno de nosotros sintió su enorme cabeza peluda apoyada sobre su hombro y contra su mejilla.

Su cabeza estaba cubierta por un pelo grueso y áspero. Su cuerpo despedía un olor parecido al de un ciervo o un perro mojado.» Y el coronel Norbert Ocholowicz, que en 1926 publicó un libro sobre Kluski en Polonia, escribió: «La fuerza de este mono era tal que podía fácilmente trasladar por la habitación una pesada biblioteca llena de libros, alzar un sofá por encima de las cabezas de los asistentes o levantar a las personas más pesadas con sus sillas a la altura de la persona más alta. Aunque en ocasiones su comportamiento causaba temor e indicaba un bajo nivel de inteligencia, nunca pareció tener malas intenciones, sino más bien buena voluntad. Solía mostrarse amable y servicial.